Historia de la Casa

La casa de Terrazas del Sauzal y su extraordinaria historia

Pocas casas Canarias cuentan con historias tan distinguidas como la de Terrazas del Sauzal. La casa principal es de construcción anterior a 1601 y ligada a la familia Salazar de Frías, Condes del Valle de Salazar. Además, otra de las casas dentro de los jardines fue lugar de residencia de Sor María de Jesús, Sierva de Dios durante su infancia.

La hacienda de los Condes del Valle de Salazar

Casa reformada de los Condes del Valle de Salazar, familia Salazar de Frías

La fecha exacta de construcción de la casa no se conoce, ya que no existen registros originales de la casa. Sin embargo, sí está acreditada la titularidad de la familia Salazar de Frías, Condes del Valle de Salazar. El pasado de esta familia está unido al municipio de El Sauzal, y a la casa de Terrazas del Sauzal desde antes de 1601.

Según los escritos de Alfonso Soriano y Benítez de Lugo (disponibles aquí), la primera referencia de la hacienda de la familia Salazar de Frías en El Sauzal data de 1601, con el nacimiento en dicha hacienda de Ventura Salazar de Frías y Ríos. Don Ventura fue hijo de Cristóbal Salazar de Frías, quien inició la construcción en 1629 del palacio de Salazar, actual Obispado de la Diócesis Nivariense en La Laguna. También fue tío de Cristóbal Lázaro Salazar de Frías y Espinoza, primer Conde del Valle de Salazar, y abuelo de Cristóbal Valentín Salazar de Frías y Abreu, II Conde del Valle de Salazar. El III Conde del Valle de Salazar, don Ventura Salazar de Frías y Valcárcel también nació en la hacienda familiar en El Sauzal en 1714. Finalmente, en escrituras de segregación consta, como anterior propietaria de la finca, doña Dominga Chirino y del Hoyo, viuda de don Juan Antonio Salazar de Frías y Benítez de Lugo, VII Conde del Valle de Salazar.

Árbol genealógico de los Condes del Valle de Salazar

Solo se han incluido las personas relevantes al título o a la hacienda familiar.

Siervita de Dios

Sor María de Jesús León y Delgado

Además del ilustre origen de la hacienda, esta es notable por ser el lugar donde vivió la Siervita hasta que se trasladó a La Laguna.

A la entrada de Terrazas del Sauzal, se ubica el Museo de la Siervita y una estatua de su figura. Esta estatua esta realizada con una técnica renacentista en bronce a la cera perdida y mide dos metros y quince centímetros de alto. Anteriormente hubo una estatua en piedra, de color blanco, que estaba ubicada en la parte baja de la plaza, y no a pie de calle. Esta estatua, donada en 1979 por los propietarios de la casa de Terrazas del Sauzal, al reformar la plaza al mismo tiempo que la casa, se encuentra actualmente en los depósitos de la alcaldía de El Sauzal.

La Siervita de Dios – Sor María de Jesús León y Delgado, nació en El Sauzal el 23 de Marzo de 1643 y vivió en una casa situada dentro de la hacienda de los Salazar. Hoy en el emplazamiento de dicha casa hay una de construcción moderna, ya que la original no resistió el paso del tiempo.

La Siervita está actualmente en proceso de ser beatificada y canonizada. Se le atribuyen varios dones y milagros, entre los cuales están la levitación, clarividencia, telequinesis y estigmas, además de la bilocación. La bilocación es el origen de una de las historias más singulares protagonizadas por La Siervita y el corsario Amaro Pargo. Ambos tenían una gran amistad y Amaro Pargo fue testigo de uno de los milagros de la Siervita, cuando está apareció en Cuba, intercediendo ante un pirata turco para salvar la vida de su amigo, aun sin haber salido del convento Lagunero. La devoción de Amaro Pargo por Sor María de Jesús era tal que fue quien donó el sarcófago dorado en el que se conservan los restos incorruptos de La Siervita de Dios, además de encargar el retrato “post-mortem” que aquí vemos.

Reforma

La casa fue restaurada completamente en 1978 respetando la arquitectura tradicional canaria así como las fachadas, tabiques y muros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *